ARENA BLANCA Y OLAS TURQUESA EN PLAYA DEL BÚNKER.

Las #playas son como los helados, todo el mundo tiene uno favorito pero siempre disfrutamos probando un nuevo sabor. La Playa de los Alemanes es como un cono de tres sabores diferentes: Arena blanca, olas turquesa y sol deslumbrante. Un helado que no deja para nada indiferente.

Zahara de los Atunes, Atlanterra.
Playa del Búnker de Zahara de los Atunes

En #Atlanterra y #ZaharaDeLosAtunes, las playas son, sin duda, el punto fuerte. Es lo que todo turista viene a visitar y lo que todo viajero echa de menos en cuanto vuelve a casa de sus vacaciones. Kilómetros de arena blanca, brisa marina, olas perfectas y cristalinas. Lo que en algunos diccionarios definen como «#paraíso». No solo los turistas disfrutan de este trozo de cielo, los lugareños tenemos la suerte de pasearnos por la orilla los 12 meses del año. Para nosotros, cualquier momento es bueno para venir a disfrutar del

#sur.

La Playa del Búnker reúne historia, corrientes marinas y un refugio natural para los conocidos días de Levante. Además, su proximidad al Norte africano hace que ciertos días el horizonte se vista de montañas y que al caer el sol, las primeras luces de los pueblos adornen el estrecho.

Durante el estío, las playas se convierten en santuario de decenas de viajeros de todo el mundo. Hacen de la arena una torre de Babel donde se oye desde alemán hasta chino cantonés.

 

Búnker Militar de la Posguerra.

Como detalle histórico, esta playa cuenta con un Búnker Militar datado de los años 40. El Gobierno Español decidió construirlo junto a otros tantos repartidos desde Málaga hasta el Algarve portugués. Debido al alto valor por situación estratégica, la creación de estas edificaciones suponía la pronta respuesta del ejercito ante un ataque anfibio por países involucrados en la II Guerra Mundial.

Playa del Búnker
Búnker de Zahara de los Atunes